Blog Gallastegui

Logística y Transporte


Deja un comentario

El palet, el gran olvidado

Un palet  es un armazón de madera, plástico u otros materiales empleado en el movimiento de carga ya que facilita el levantamiento y manejo con pequeñas grúas hidráulicas, llamadas carretillas elevadoras. No está claro si los primeros en emplearlo fue el ejército estadounidense o los europeos para el suministro de sus tropas en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Tamaño de los palés

La medida del palé tiene directa relación con el ancho de los vagones ferroviarios en Europa que eran de 2400 mm., ya que para acomodar un palé desde cada costado del vagón se requiere que su profundidad sea 1200 mm.

Las medidas y denominaciones más frecuentes (en milímetros) para la plataforma del palé son las siguientes:

Palé europeo o europalet: mide 1200 x 800 mm, está normalizado en dimensiones y resistencia. Se utiliza en transporte y almacenamiento de los productos de gran consumo. Este tamaño fue adoptado en Europa en detrimento del palé americano para aprovechar al máximo las medidas de las cajas de los remolques, que tienen un ancho de 2400 mm. Con esta medida de palé se pueden poner a lo ancho de la caja dos palés en una dirección o tres en la otra.

Palé universal o isopalé: mal llamado «palé americano» mide 1200 x 1000 mm. Se utiliza para productos líquidos.

También existen otros tamaños que se utilizan en proporciones mucho menores, casi marginalmente:

1000 x 800 mm, utilizado para materiales de construcción.

800 x 600 mm, utilizado en productos de gran consumo en sus dos variantes: madera y metálica.

1000 x 600 mm, utilizado de forma menor para líquidos.

Los palés industriales pueden tener otros estándares o dimensiones específicas, particularmente el sector químico. La dimensión 800 x 1200 mm es la más extendida en Europa aunque también es común la de 1000 x 1200 mm.

Materiales

Palé de madera: Representa entre el 90% y 95% del mercado de palés. Actualmente, la normativa internacional ISPM-15 (NIMF-15) obliga a tratar la madera que se destina a exportación en muchos países, pero no en todos. Hay una lista de los países que exigen tratamiento antibacteriano, que en España publica y actualiza el Ministerio de Agricultura. El palé puede, pues, perder su hegemonía en los transportes intercontinentales ya que sólo existe una forma de tratamiento, que no es sencilla de aplicar para grandes volúmenes:

Aplicar calor a al menos 56º de temperatura durante 30 minutos.

(Fumigar mediante bromuro metílico) -> (Prohibido desde el 2009).

Palé de plástico: Con menor presencia, se presenta como una alternativa al palé de madera en envíos internacionales, sobre todo aéreos. Generalmente, es el palé escogido por la constancia de su peso y por su higiene. Se destina generalmente a nichos de mercado del sector de la logística industrial donde es muy conveniente para los almacenes automatizados.

Palé de cartón: Presente en los catálogos de los principales cartoneros, se escoge por sus garantías de higiene al tratarse de un producto desechable. Los palés de cartón son de un solo uso y se destinan mayoritariamente al mercado agrícola o agroalimentario. Su presencia en el mercado actual (2009) es meramente testimonial, aunque se espera que en el futuro sea el producto dominante.

Palet de conglomerado: Fabricado en madera aglomerada moldeada, existe desde hace más de veinte años pero sigue siendo el modelo menos conocido. El palé en conglomerado se dirige a transportes internacionales en donde la carga media asciende a unos 200 kilos. Actualmente los pesos que soportan pueden llegar a los 1.350 kg de carga dinámica

Palé metálico: De medidas normalizadas y fabricado en chapa de acero, su capacidad de carga es mayor que la de un palé de madera: hasta 2000 kg.

Pero el palet es uno de esos objetos industriales que guarda sorpresas.

En nuestro siguiente artículo hablaremos del palet como objeto de diseño y arte.

Tal vez no sea para tanto, pero la verdad es que tiene algo que capta nuestra atención. Simplicidad, austeridad, robustez y geometría: elementos muy apreciados por los amantes de cierto tipo de estética

.

Anuncios


Deja un comentario

¿Cómo elegir la mejor compañía de transportes para tus envíos?

Tomar la decisión correcta acerca de qué compañía de transporte se encargará de los envíos logísticos de un productor o de una empresa es crucial a la hora de hacer llegar al consumidor un producto en perfectas condiciones.

Para seleccionar un medio de transporte al momento de realizar el envío de los productos es importante tener bien claro las cualidades que lo diferencian de otros medios y de qué manera benefician el envío propiamente dicho. Entre la oferta que existe en la actualidad, se debe ser selectivo en base a ciertos criterios.

Destino de la mercadería
Distancia hasta el destino final
Capacidad de envío disponible
Valor de la mercadería
Período de vida del producto
Tiempo en tránsito
Costo del flete
Seguimiento del envío por medios electrónicos

Aunque parezca evidente, cada medio de transporte tiene una serie de especificaciones y particularidades para llevar un tipo de producto y no otro.

Así, no podemos transportar y enviar productos perecederos que necesitan furgonetas en frío en camiones para cargas muy pesadas y viceversa.

Pero no es sólo el transporte es si mismo lo que hay que tomar en cuenta para elegir quién llevará nuestros productos, también hay que añadir las instalaciones donde se cargan los productos.

Se tiene que tener mucho cuidado en qué forma y con qué maquinaría (grúas, montacargas, transpaletas, etc) se cargan al camión los envíos. Muchas veces es necesario utilizar maquinaría especializada para subir determinados productos, bien sea porque son muy pesados, por su longitud o por su contenido.

Aspectos a tener en cuenta

El primero es, tal vez, el más obvio: no siempre resulta la mejor solución a largo plazo optar por una compañía cuyas tarifas sean las más baratas. Si bien la reducción de costes es importante, en el transporte lo que resulta beneficioso a corto plazo puede terminar siendo un verdadero dolor de cabeza no se puede mantener satisfechos a sus clientes —como por ejemplo, si la mercancía sufre daños durante el envío o llega tarde al punto de venta—.

Otro detalle a observar es la información disponible en Internet que posee la gama de empresas disponible para prestar el servicio de transporte. Es necesario navegar por su sitio, informarse de su trayectoria y considerar quienes son sus clientes. Lo mejor es complementar esta información, si es posible, investigando con alguno de sus clientes cómo es el servicio.

Por último, pero no menos importante, es obtener la mejor y  más detallada información acerca del seguro que cubrirá la mercancía en caso de daño o pérdida. Los accidentes ocurren y es necesario estar al tanto de cuál será la respuesta de la empresa de transporte y con qué tiempo de respuesta se trabajará.